Los términos de “fabricante” e “instalador” generan gran confusión en el sector de puertas de garaje e industriales y es muy importante que las empresas y profesionales conozcan la diferencia y la responsabilidad que asumen en ambos casos. Es muy complicado que una empresa o profesional del sector de las puertas no adquiera la figura de “fabricante” cuando motoriza, instala una puerta nueva o adecua una puerta existente a normativa. Según establece la normativa europea, no es suficiente que cada uno de los elementos instalados dispongan de su correspondiente marcado CE, siendo necesario el marcado CE de la puerta en su conjunto emitido por el fabricante.

Tal como define la versión 5 del informe del Ministerio de Industria, Energía y Turismo del 24 de septiembre de 2013, adquiere la figura del “instalador” aquella empresa o profesional que recibe el KIT de la puerta de garaje o industrial (con todos los componentes que la forman: hoja, motor, fotocélulas…) directamente de un fabricante original con las Instrucciones de instalación, uso y mantenimiento, Declaración de Prestaciones firmada y la Etiqueta de marcado CE sobre la puerta, y que únicamente se limita a efectuar el montaje de la puerta siguiendo las instrucciones de instalación proporcionadas por dicho fabricante original. En este caso la empresa o el profesional no será considerado como fabricante, aunque será responsable de la correcta instalación y montaje conforme a las instrucciones del fabricante y de transmitir el marcado CE, la Declaración de Prestaciones y las instrucciones de instalación, uso y seguridad del fabricante original al usuario final.

Atendiendo a esta descripción, una empresa o profesional se convierte en “fabricante” en el momento que adquiere alguno o todos los componentes que forman una puerta y procede a su ensamblaje e instalación final. Si una empresa no fabrica y adquiere la puerta manual con o sin marcado CE, y además adquiere de otro proveedor los automatismos con marcado CE (motor, fotocélulas, mandos), esta empresa adquiere la figura del “fabricante” y debe proceder al marcado CE de dicha puerta. Así, deberá aportar al propietario de la puerta la documentación obligatoria con sus datos: Manual de instalación, uso y mantenimiento, la Declaración CE de conformidad y el libro de mantenimiento.

EJEMPLO 1.
Empresa 1 compra a Empresa 2 puerta manual con marcado CE y a Empresa 3 automatismos: motor, cuadro, fotocélulas y mando -> Empresa 1 FABRICANTE, debe proceder al marcado CE y entrega de manuales.

EJEMPLO 2.
Empresa 1 compra a Empresa 2 un KIT con marcado CE (no añade ningún componente nuevo) -> Empresa 1 INSTALADOR, debe seguir manual de instalación y entregar documentación del fabricante original.

EJEMPLO 3.
Empresa 1 motoriza una puerta existente con motor, cuadro, fotocélulas y mando con marcado CE -> Empresa 1 FABRICANTE, debe proceder al marcado CE y entrega de manuales.

EJEMPLO 4.
Empresa 1 compra a Empresa 2 puerta manual sin marcado CE y a Empresa 3 automatismos: motor, cuadro, fotocélulas y mando -> Empresa 1 FABRICANTE, debe proceder al marcado CE y entrega de manuales. Al no tener marcado CE la puerta manual, deberá justificar los ensayos de resistencia al viento.


La aplicación informática CEportal le puede ayudar a realizar el marcado CE en cada uno de estos casos, así como a generar los manuales de uso y mantenimiento, placa CE y declaración de prestaciones, así como el libro de mantenimiento con cada puerta de garaje o industrial. Además podrá gestionar los mantenimientos preventivos y las averías de cada una de sus puertas, teniendo especificado el histórico y los componentes montados en cada puerta.

30 días GRATIS

¿Quiere darse de ALTA en CEportal y probar 30 días GRATIS?

Haga click aquí 

 

 

Share This