Desde el pasado mes de marzo, las Direcciones Territoriales de Industria han puesto en marcha un protocolo de vigilancia de mercado de puertas de garaje, comerciales e industriales. En dicho protocolo de inspección se contemplan los componentes de seguridad exigidos para cada tipo de puerta, además del marcado CE y la documentación que debe acompañar a las mismas. El incumplimiento de alguno de los requisitos de seguridad está acarreando sanciones económicas para el fabricante y/o propietario, además del precinto de la puerta inspeccionada.

Estas inspecciones van a continuar a lo largo del año y se pretende analizar los resultados con la finalidad de tomar medidas que fomenten el cumplimiento normativo del sector.

 Estos son algunos de los aspectos incluidos en el protocolo de inspección:

  • Placa de marcado CE, con los contenidos mínimos exigidos en el Reglamento de Productos de Construcción: Identificación del Organismo Notificado, Número de serie, Número de referencia de la declaración de prestaciones…
  • Documentación: Declaración de prestaciones, declaración de conformidad (Motorizadas), manuales de uso y manual y libro de mantenimiento.
  • Inspecciones de seguridad (en función el tipo de puerta inspeccionada): sistema anti-aplastamiento (motorizadas), presencia de fotocélulas (motorizadas), protección de holguras de hasta 2,5m de altura, sistema anticaída (puertas verticales) …

Para las empresas fabricantes, o aquellas que en entre sus actividades se encuentra la motorización, adecuación o instalación de puertas, se hace un aspecto fundamental el registro de los componentes de seguridad instalados, así como el marcado CE y documentación entregada con cada una de las puertas.

Varios de nuestros usuarios han sufrido dichas inspecciones con un resultado satisfactorio al poder justificar mediante la herramienta de gestión de puertas CEportal el cumplimiento de la totalidad de requisitos exigido en el protocolo de inspección.

Share This